Londaibere

Taller de Pintura Principiantes - Práctica 1

Materiales
Papel canson: block o repuesto escolar Número 5 o 6. Pincel redondo sintético de mango corto tipo Casan o Epos número 6 u 8 (mediano) para témpera o acuarela. Témpera artística blanco y negro. Cinta de enmascarar de papel.
Descripción
Creatividad y reconocimiento del material. Presentación del soporte. Aguada. Mancha. Destacar. Velar.

Ejercicio 1.

Pintar sobre papel con material húmedo o mojándolo implica un esfuerzo de distenciòn, el papel se ondula pierde tensión, decimos "trabaja". Para que recupere su tensión plana al secarse necesitamos encintarlo, es decir sostenerlo a un soporte que puede ser un tablero rígido. Ej. corte de fibrofácil o chapadur laminado .

Poner la hoja sobre el tablero, encintar estirando las esquinas, terminar el encintado completo de bordes.
Se trata de un ejercicio de creatividad y reconocimientom del material.
La idea es con témpera negra y agua suficiente para desplazarlo generar manchas complejas, con interés.
Puede diluirse el material fuera de la hoja (en caso de estar muy diluìdo, líquido le llamamos "tinta") o ponerlo sin diluir y con agua extenderlo. Puede mojarse antes la hoja para facilitar el deslizamiento y generar otro tipo de comportamiento del material.
Tratamos de no forzar el material, de no manipularlo en exceso, de dejarlo libre en esta instancia.
Dejamos que se expresen la tèmpera, el agua y nuestra mano.
Observar "la mancha" desde los cuatro lados, girándola.
Si es necesario secamos naturalmente o con secador de pelo para recuperar la tensión del papel.
Interpretamos lo que vemos. Destacamos lo que vemos como figura, lo que nos interesa conservar. Continuamos lo sugerido.
Para destacar podemos usar dos vías:
Agregando contraste, cargando más la pintura, ya sin diluir, aumentar el contraste con tonos más puros de blanco o negro o "velando" lo que hay alrededor de lo que queremos destacar, neutralizando lo de alrededor generando un fondo que destaque lo que vemos como figura.
Velar es dar una capa liviana aunque no aguda, cremosa, de pintura sobre otra que està seca.
Dando una pincelada al lado de otra, sin pasar más de una vez por la misma superficie para no remover lo de abajo. La capa de arriba trasluce lo de abajo y como es pareja suaviza los contrastes y genera una superficie tranquila que actúa como fondo.
Cuando destacamos hacemos que se vea adelante, cuando velamos hacemos que se vea más atrás.
Continuamos pintando. Buscamos "inventar" la pintura a partir de lo que la mancha nos propone.
En el proceso del pintar vamos cargando, acumulando más cantidad de pintura en la superficie.
Fuimos del comienzo con poco material al final con más carga, con superficie más compleja, rica en textura a partir de lo sutil de lo aguado hasta el empaste.
Partimos de lo informe para llegar a lo estructurado.
Secar antes de desencintar.

Imágenes